22/8/14

Cómo achicar sus caderas 22-08-2014


Cómo achicar sus caderas

Los músculos exteriores de los muslos (los aductores de la cadera) generalmente están poco trabajados y son bastante débiles.

Ejercitarlos mediante la rutina adecuada, permite conseguir agilidad, mejor equilibrio, máximo desempeño... y muslos y caderas tonificadas.

En este ejercicio, se tratará de hacer trabajar los músculos mencionados mediante el levantamiento de bolsas con peso colocadas en los tobillos (tobilleras).

Lo esencial

· Repeticiones: de 8 a 12 levantamientos son considerados una "serie". Haga una a tres series con ambas piernas

· Sesiones por semana: dos a tres; permítase al menos un día de descanso entre entrenamientos.· Velocidad: 3 segundos para levantar, 1 segundo de pausa, 3 segundos para bajar.

· Peso: Si usted no puede hacer ocho repeticiones, el peso es demasiado. Cuando usted puede hacer 12 repeticiones fácilmente, el peso es insuficiente.

· Recuerde respirar correctamente.

Lo que no hay que hacer

· Inclinar su cuerpo hacia el lado opuesto a la pierna que está levantando.

· Levantar su pierna demasiado alto (más de 30 cm.)

· Apuntar los dedos de los pies hacia los lados o hacia adentro.

· Apoyarse en la parte de atrás de la silla con demasiada fuerza.

La posición

· Párese con la cabeza erguida.

· Mantenga los hombros relajados.

· Meta la panza.

· Apóyese en la parte de atrás de una silla.

· Coloque los pies separados (7 a 10 cm.), con los dedos de los pies apuntando hacia delante.

· Asegure bien las tobilleras, sin que estén demasiado apretadas.

El ejercicio

1. Levante lentamente su pierna derecha lateralmente.

2. Mantenga siempre los dedos del pie apuntando hacia adelante, y levante el pie hasta aproximadamente 20 a 25 cm. del suelo.

3. Sostenga, y entonces baje.

4. Repita con la otra pierna..

5/8/14

9 errores comunes de quien quiere adelgazar

 
9 errores comunes de quien quiere adelgazar

¿Toda la vida luchando contra los kilos de más? ¿Será que hay algo que haces mal? Algunos pequeños cambios pueden ayudarte.

terra.cl

Las renombradas nutricionistas Stephanie Clarke, Willow Jarosh y Mitzi Dulan, colaboradoras habituales en varios medios estadounidenses,  reunieron para la web FitSugar los que consideran los principales 9 errores que la gente comete para bajar de peso. Mira lo que debes evitar.

1. Falta de planificación: cuando ataca el hambre y uno no está preparado, generalmente hace malas elecciones. Stephanie recomienda planificar al máximo qué vamos a comer. Lo ideal es organizar con anticipación no solo las comidas de la semana, sino los aperitivos y snacks.

2. No contar que estás a dieta: amigos y familiares, cuando no están informados acerca de su decisión de bajar de peso, pueden terminar saboteando tu dieta.

Así que cuéntalo. No solo pueden apoyarte y darte consejos, sino que además, en lugar de recibir una invitación a tomar un helado después del trabajo, puede que te sorprendan invitándote al gimnasio, a jugar al fútbol o cualquier otra actividad física después del trabajo, por ejemplo.

3. Proteínas, o pocas o demasiadas: aunque las dietas que priorizan las proteínas a costa de otros alimentos como carbohidratos, están en aumento, a la larga terminan dando lugar a la falta de nutrientes esenciales presentes frutas, verduras, granos, semillas y granos enteros.

Por otro lado, cuando no comes suficiente proteína puedes terminar ganando kilos de más. Lo importante, según Mitzi, es incluir una porción de la proteína en cada comida, lo suficiente para estar satisfecho.

4. Comer mucho aprovechando que has hecho ejercicio: si crees que correr te da el derecho de darte un atracón de pizza después, no sólo estarás promoviendo una relación enfermiza con la comida, sino también acabarás ganando peso, advierte Stephanie.

Esto es así porque correr 30 minutos quema unas 250 calorías, mientras que un postre típico, por ejemplo, tiene 300. El ejercicio debe ser un complemento a una dieta sana y no una herramienta para librarse de los excesos y hábitos alimenticios equivocados.

5. Saltarse comidas para poder beber: aparte de hacer que te emborraches, este hábito puede hacer que dejes de consumir nutrientes esenciales y provoca un desequilibrio en los niveles de azúcar en la sangre. Si vas a beber, lo recomendable es comer lo necesario para estar saciado –no más-, reducir la cantidad de alcohol que bebes y acompañarlo de bastante agua, con lo que te evitarás una buena resaca.

6. Sacrificarse demasiado:
pensar que vas a tener que dejar de comer lo que más te gusta durante el resto de tus días puede ser una  tortura psicológica. Aunque se  trate de patatas fritas, vino, helado u otras cosas supuestamente prohibidas en las dietas, es recomendable que no las elimines por completo.

Puedes comerlos, pero siempre en pequeñas cantidades, de lo contrario hay bastantes chaces que un día no aguantes y te des un atracón. O abandones los buenos hábitos que habías adquirido. Concretamente, Stephanie y Willow recomiendan a  sus clientes que se permitan excesos de unas 150 a 200 calorías extras por día.

7. El día de la exageración: Te portaste bien toda la semana, así que mereces una recompensa, ¿no? No siempre. Un día de excesos puede hacerte arruinar todo el esfuerzo realizado, si te pasas un día entero comiendo alimentos muy calóricos. En lugar de hacer eso, es mejor darse pequeños caprichos cada día.

8. No contar calorías: monitorar la ingesta diaria de calorías es uno de los mejores consejos para quien está tratando de perder peso, dice Mitzi. Mantener un diario es una de las maneras más precisas de hacer esto. Puedes escribir en un cuaderno o utilizar sitios Web y aplicaciones, a fin de no perder el control de lo que estáscomiendo.

9. Abuso de los alimentos light: productos “libres de grasa” pueden hasta tener menos calorías, pero también contienen ingredientes insalubres, como sal y azúcar, que le dan sabor a la comida. Además, un estudio reciente demostró que no estamos satisfechos con este tipo de comida, porque terminan haciendo que comamos más. Las tres nutricionistas están de acuerdo en que hay que elegir “comida de verdad” en lugar de los light es una manera más saludable de llenar el estómago.

18/6/14

La obesidad en la juventud se asocia a un mayor riesgo de muerte prematura 18-06-2014 *


La obesidad en la juventud se asocia a un mayor riesgo de muerte prematura

Las mujeres que presentan un índice de masa corporal superior a los 18 años de edad presentan un mayor riesgo de mortalidad prematura, según una investigación.



Ser obesa a los 18 años de edad está asociado con tener un mayor riesgo de muerte prematura en las mujeres jóvenes y de mediana edad. Esta es la principal conclusión de una investigación desarrollada en la Escuela de Salud de Harvard, en Boston (EE.UU.).

La investigación, que publica la revista Annals of Internal Medicine, tuvo en cuenta los datos de un estudio nacional sobre salud efectuado sobre una muestra de 102.400 enfermeras. En el momento de comienzo del estudio, en 1989, las mujeres tenían entre 24 y 44 años, e informaron sobre su estatura y peso, y su peso a los 18 años. Además, respondieron a cuestiones sobre sus antecedentes clínicos, el consumo de alcohol, tabaco y el nivel de actividad física.

El seguimiento de estas mujeres se realizó hasta 2001 o hasta la fecha de la muerte. En los resultados se encontró que las mujeres con el índice de masa corporal (IMC) superior a los 18 años consumían más alcohol, fumaban más y eran menos propensas a participar en actividades físicas enérgicas durante su adolescencia.

A lo largo del estudio (durante el cual murieron 710 participantes), los investigadores comprobaron que las mujeres con el índice de masa corporal más elevado a los 18 años sufrieron un mayor riesgo de muerte prematura, incluso en aquellas con un sobrepeso moderado. Cáncer y enfermedades cardiovasculares fueron las patologías presentes como causa de muerte.

Sin embargo, las mujeres que tenían un IMC bajo a los 18 años no tuvieron un mayor riesgo de mortalidad, lo que subraya la importancia de prevenir el exceso de peso en niños y adolescentes, según los autores del estudio.

17/5/14

Según un estudio, los hogares con problemas de obesidad gastan más dinero en alimentos envasados 17-05-2014


Según un estudio, los hogares con problemas de obesidad gastan más dinero en alimentos envasados

La cesta de la compra de estos hogares es un 6% superior y se compone principalmente por productos relacionados con el control del peso, como los edulcorantes, los refrescos 'light' y los yogures desnatados.


Según el estudio “Marketing para un Target de Peso” realizado por TNS Worldpanel, se ha demostrado que en los hogares en donde el ama de casa o el responsable del aprovisionamiento tiene problemas de obesidad, se gasta más dinero en alimentos envasados, una media de 1.830 euros anuales frente a los 1.794 euros de un hogar promedio.

En el mismo estudio se ha observado que estas familias también realizan menos visitas a los establecimientos para abastecer sus hogares (72 visitas anuales frente a la media de 76), aunque su ticket de compra es un 6% superior comparado con el ticket de los hogares promedio. Con relación a los productos que consumen, suelen decidirse por productos locales o segundas marcas internacionales, y eligen en menor medida las marcas líderes o del distribuidor.

La cesta de la compra de estos hogares se compone de productos de todo tipo, pero se destacan aquéllos directamente relacionados con el control del peso, como los edulcorantes, los refrescos 'light' y los yogures desnatados. Por otro lado, la proximidad del centro comercial y el precio hacen que se decanten en mayor medida por los supermercados 'discount', los mercados y las plazas.

Para Montse Roma, responsable de marketing de TNS Worldpanel, "la obesidad no es sólo una cuestión de gobiernos e instituciones, los fabricantes de alimentación y bebidas juegan también un papel muy importante en su prevención". Roma apuntó que "los fabricantes han adecuado su estrategia, su comunicación y su portafolio de productos a la nueva realidad", aunque reconoció que "ahora es el turno del consumidor". Según la experta en marketing, "el problema no radica en qué se come", sino "en los hábitos de consumo", aclaró. Finalmente, Montse Roma recalcó que "la obesidad afecta a todos, adultos y niños".

16/5/14

Errores más frecuentes de los padres de niños obesos


Errores más frecuentes de los padres de niños obesos

Los padres son los principales responsables de la salud de sus hijos. Cuidar su alimentación y evitar conductas que puedan derivar en malnutrición es su deber. Aquí algunas recomendaciones de una especialista.


terra.cl

La preocupante alza del índice de obesidad infantil durante la última década no es un tema nuevo. Según el mapa nutricional de Junaeb, esta malnutrición por exceso ha alcanzado un registro que supera el 20%.

Ante esto, la experta en nutrición pediátrica de la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología, Yasna Muñoz, señala que “una de las causas de este problema son los errores que comenten los padres, muchos incorporan desde muy pequeños el consumo de alimentos dulces o salados a sus niños menores de un año, activando las papilas gustativas y generando que el pequeño se acostumbre a estos sabores adictivos.

Las colaciones son lo que más complican a los padres, quienes muchas veces  optan por dar dinero a sus hijos, dejando que ellos adquirieran alimentos elaborados con altos contenidos de azúcar, sodio, grasas saturadas y trans, lo que fomenta el aumento de peso y grasa corporal.

La compra de sopaipillas, empanadas, papas fritas, etc. a la salida de los colegios, también es una práctica de los progenitores, es bueno recordar la mala manipulación e higiene de éstos,  sin ignorar que dichos alimentos son altamente energéticos y que aportan una mayor densidad energética, sodio y grasas saturadas.

Otro punto a destacar, son las horas frente al televisor o al computador que están los niños, el sedentarismo que esto genera es igual o más perjudicial que el consumo de comida chatarra en los menores que están en etapa de crecimiento, es por esto que se recomienda que esto no sobrepase una hora al día.

Recomendaciones para evitar la obesidad infantil:

-Fomentar el consumo de frutas y verduras en los escolares.

-Fomentar el consumo de frutos secos como maní, pasas, almendras, nueces, entre otros, debido a que son ricos en aminoácido esenciales y omega 3, que ayuda a la concentración y memoria de los escolares.

-Fomentar el consumo de agua.

-Fomentar el consumo de lácteos y variedad, semidescremados o descremados.

-Leer siempre las etiquetas nutricionales de los alimentos a consumir por los niños, fijarse siempre en la porción de consumo habitual, cantidad de grasas saturadas, azucares y sodio.

-Fomentar la actividad física y el deporte al aire libre como caminatas, andar en patines, bicicleta, entre otras.

23/4/14

Dormir más puede ayudar a bajar de peso 23-04-2014


Dormir más puede ayudar a bajar de peso


Los resultados de la investigación publicada en la revista “ Obesity Reviews ” demuestran que sustituir una hora de inactividad, como la de ver televisión, con una hora de sueño puede disminuir el consumo de calorías diarias, según Michael Sivak, jefe de la División de Factores Humanos del Instituto de Investigación del Transporte de la Universidad de Michigan. “ El consumo de calorías en una sociedad con comidas preparadas disponibles es generalmente proporcional al número de horas que se está despierto ” , señaló el científico en su informe sobre el estudio. “ Si se reemplaza una hora de estar despierto por una hora de sueño, nos privamos de un importante consumo de comidas porque hay una reducción de la oportunidad de comer ” , agregó.

Sivak sostiene que una persona que duerme 7 horas por la noche y consume 2 mil 500 calorías durante las 17 horas restantes del día puede reducir 147 calorías durmiendo una hora más en vez de ver la televisión.}

El investigador calculó que tal disminución de consumo de calorías resultaría en la pérdida de unos seis kilogramos al año. “ Investigaciones recientes han sugerido que los niveles de la hormona leptina y grelina sirven de intermediarias en la relación entre la falta de sueño y el aumento de peso. Sin embargo, esto puede ser sólo una parte de la historia ” , según Sivak. “ Una gran proporción de la población padece al mismo tiempo de sobrepeso y falta de sueño, por lo que reemplazar actividades sedentarias por sueño, puede ofrecer una solución conductual práctica ” , agregó.

La obesidad y el peso excesivo se han convertido en una epidemia en Estados Unidos, donde las autoridades calculan que el problema es sufrido por casi dos tercios de la población.

Tanto la obesidad como el sobrepeso constituyen problemas médicos graves pues generalmente son causa de enfermedades cardíacas, diabetes y hasta de cáncer.

11/4/14

HIPERTENSIÓN ARTERIAL Y OBESIDAD 11-04-2014


HIPERTENSIÓN ARTERIAL Y OBESIDAD

Existen abundantes pruebas clínicas y epidemiológicas de la asociación entre T.A. Y peso corporal (P.C.). No todos los hipertensos son obesos y tampoco todos los obesos son hipertensos, sin embargo, la relación entre obesidad e HTA ha sido bien documentada en la mayoría de grupos raciales, étnicos y socioeconómicos.

En el estudio Framingham Heart Study sugieren que, aproximadamente, el 78% de los casos de HTA en varones y el 65% de los casos en mujeres se pueden atribuir directamente a la obesidad.

- La influencia de la obesidad en los niveles de T.A. Comienza en una etapa temprana de la vida. Aunque la relación entre obesidad e HTA existe a lo largo de todo el ciclo vital, es más estrecha en los adultos jóvenes con edades comprendidas entre 20-50 años y disminuye con la edad. Es decir, que en los sujetos de mayor edad, la obesidad sólo amplifica la relación edad – T.A.

- El tipo de obesidad también es un determinante importante en la prevalencia de HTA.
Los sujetos con obesidad central presentan mayor riesgo de HTA, y de tener otros factores de riesgo cardio-vascular (diabetes, colesterol alto).
El parámetro utilizado para medir la obesidad central es la circunferencia de la cintura.
Si la circunferencia de la cintura es > de 102 en los varones y > de 90 en las mujeres; se asocia a un incremento 2 a 3 veces del riesgo de HTA.

- El aumento de peso a largo plazo, aumenta espectacularmente el riesgo de HTA y la pérdida de peso se asocia a un riesgo significativamente inferior.

- La Hipertensión inducida por la obesidad tienen algunas características diferenciales de las observadas en pacientes hipertensos delgados.
En los obesos hay un volumen alto de plasma circulante y sangre entera y, sin embargo, la resistencia vascular (calibre arterial) es inapropiadamente normal.
Los obesos tienen más posibilidades de desarrollar una hipertrofia (gran desarrollo) del ventrículo izquierdo que los no obesos.

- El objetivo del tratamiento antihipertensivo es reducir la morbimortalidad asociado a la hipertensión.

El fracaso terapéutico en los hipertensos se debe en gran medida a la obesidad. Los pacientes obesos e hipertensos, necesitan una mayor cantidad de fármacos que los pacientes hipertensos delgados de la misma edad y sexo.

La restricción moderada de la ingesta calórica y de la sal constituye el tratamiento más efectivo y seguro para la HTA del obeso.

El efecto antihipertensivo de la dieta se potencia con un incremento del ejercicio físico, pues éste también ayuda a controlar la tensión, aunque no se pierde peso.

La pérdida de peso, además de disminuir la tensión arterial, permite mejorar notablemente la función cardiaca.

El gran reto no sólo es lograr la pérdida de peso, sino el conseguir mantenerlo para poder mantener así mismo la T.A. En valores normales.

(*)Marta Aguirre es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid, Máster en Nutrición e Higiene Alimentaria por la Universidad de Burdeos y doctora en Medicina en la Universidad del País Vasco.

7/4/14

El chocolate previene la obesidad y la diabetes


El chocolate previene la obesidad y la diabetes

muyinteresante.es

Una vez demostrado que el chocolate no engorda, que es bueno para el corazón y para el colon, entre otras cosas, una reciente investigación acaba de demostrar que además previene la obesidad y la diabetes tipo 2.

El estudio, que ha sido desarrollado por un equipo de investigadores del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (EEUU), demuestra mediante un experimento con ratones de laboratorio, que ciertos antioxidantes del cacao -el ingrediente principal de chocolate-, los flavonoides, impiden ganar peso y además bajan los niveles de azúcar en la sangre.

Los ratones fueron sometidos uno a uno a seis tipos diferentes de dietas durante 12 semanas incluyendo los extremos de dieta baja en grasas y alta en grasas. Además cada ratón recibió 25 gramos de cacao por cada kilogramo de peso cada día. Los científicos descubrieron que una dieta alta en grasas combinada con el suplemento del cacao era la mejor combinación para mantener el peso de los ratones y mejorar la tolerancia a la glucosa.

El potencial del chocolate como instrumento para mejorar nuestra salud es mayor de lo que se pensaba, según afirman los investigadores en las conclusiones del trabajo que ha sido publicado en la revista Journal of Agricultural Food and Chemistry.