22/11/14

Los azúcares de las frutas podrían acelerar la obesidad 22-11-2014 15:14


Los azúcares de las frutas podrían acelerar la obesidad

Investigadores informan que la fructosa, ese tipo de azúcar presente en las frutas, la miel y los edulcorantes de jarabe de maíz utilizados en varios alimentos procesados, podría engañar al organismo y hacerle creer que tiene más hambre de la que en realidad tiene.

Los hallazgos podrían explicar por qué los alimentos dulces podrían aumentar los índices de obesidad en los EE.UU. Y otros lugares.

En sus estudios con ratas, investigadores de la Universidad de Florida identificaron la glucosa como parte de una reacción bioquímica en cadena que causa aumentos de peso y otros características del síndrome metabólico, el precursor de la diabetes tipo II.

La fructosa también puede aumentar los niveles de ácido úrico en la sangre, según halló el equipo de Florida. Este aumento temporal en el ácido úrico bloquea la acción de la insulina, esa hormona que regula la manera como las células utilizan y almacenan el azúcar que necesitan como energía.

Los investigadores aseguraron que si se presentan frecuentemente mayores niveles de ácido úrico, las características del síndrome metabólico podrían desarrollarse con el tiempo. Entre esas características se encuentran la obesidad, niveles de colesterol elevados en la sangre e hipertensión arterial.

Los investigadores de Florida alimentaron a las ratas con una dieta rica en fructosa durante 10 semanas. Todas las ratas experimentaron un aumento en el ácido úrico del torrente sanguíneo y también desarrollaron resistencia a la insulina.

"Cuando bloqueamos o redujimos el ácido úrico, logramos prevenir o revertir en gran parte las características del síndrome metabólico", aseguró en una declaración preparada el Dr. Richard Johnson, profesor de nefrología y jefe de nefrología, hipertensión y transplantes del Colegio de medicina de la universidad. "Logramos reducir significativamente el aumento de peso, el aumento de triglicéridos en la sangre, la resistencia a la insulina y la presión arterial [de las ratas]".

La investigación aparece en la edición de noviembre de la publicación Nature Clinical Practice Nephrology y en la edición en línea del American Journal of Physiology-Renal Physiology.

5/11/14

La dieta del Imperio romano: hallan el secreto de la fuerza de los gladiadores


La dieta del Imperio romano: hallan el secreto de la fuerza de los gladiadores

La dieta de los gladiadores romanos estaba basada en cereales e incluía muy poca carne, según determinó un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Médica de Viena (Austria) y de la Universidad de Berna, en Suiza.

actualidad.rt.com

El examen realizado de los huesos encontrados en las tumbas de 22 gladiadores de hace 1.800 años en la ciudad romana de Éfeso, que actualmente pertenece a Turquía, demostró que los antiguos luchadores seguían una dieta casi vegetariana, informa BBC.

Los gladiadores tomaban una bebida hecha con cenizas de plantas para recuperarse tras una lucha o una sesión de entrenamiento, según revelan las conclusiones alcanzadas después de analizar los niveles de estroncio en el tejido óseo de los antiguos romanos.

"Consumían cenizas de plantas para fortificar el cuerpo tras el ejercicio físico y para mejorar la reparación de los huesos dañados", explicó un profesor del departamento de medicina forense de la Universidad de Viena, Fabian Kanz.

El estudio señala que los luchadores profesionales principalmente comían trigo, cebada y grano. Hay muy pocos indicios del consumo de carne y lácteos en su dieta. Sin embargo, los huesos de dos gladiadores mostraron una ingesta elevada de proteína animal y un bajo consumo de cereales.

Esta diferencia podría significar que esos dos gladiadores provenían de otras regiones del Imperio romano y vivían en otras condiciones antes de empezar a participar en estos espectáculos mortales. 
 

11/10/14

Los gorditos también pueden estar desnutridos 11-10-2014


Los gorditos también pueden estar desnutridos

Los índices de mortalidad en México por desnutrición han bajado sus números, pero el aumento de anemia, baja talla, y mala nutrición por excesos o déficit de micronutrimentos, es un problema que trae como consecuencia enfermedades crónico-degenerativas de alto costo para la salud de los mexicanos.
Datos oficiales informaron que el porcentaje de talla baja en niños menores de cinco años es de 17.8 y la de anemia de 27.2 En las zonas urbanas es de 11% y 26% corresponde a la zona rural. Además, el porcentaje de personas con sobrepeso u obesidad rebasa el 5 por ciento.

La mala nutrición, tanto por deficiencia como por exceso de comida es un problema de salud pública que no se soluciona con el reparto sistemático de alimentos, sino con acciones que permitan modificar su curso epidemiológico; esto es, reforzar la promoción de la salud mediante esquemas para prevenir y limitar el daño.

La elevada presencia de desnutrición infantil en las zonas rurales y el acelerado aumento en las áreas urbanas muestran el poco o nulo éxito de los programas existentes de salud pública, asistencia social alimentaria y educación nutricional.

Tan sólo de 1988 a 1999, la desnutrición infantil ha disminuido de 14.1 a 7.5 por ciento, aunque simultáneamente el desmedro (deficiencia en el crecimiento longitudinal) y la anemia siguen causando estragos en las familias más pobres, y existen 31 millones de mexicanos en edad adulta que sufren de obesidad y sobrepeso, de los cuales más de 10 millones son mujeres en edad reproductiva, según datos de la Encuesta Nacional de Nutrición.

Por eso, no es aventurado suponer que en un futuro cercano la prevalencia y mortalidad por estas causas se disparen entre los mexicanos, con un considerable aumento de casos en niños y adolescentes.

Frente a ello, se requiere implantar estrategias nacionales tendientes a modificar estilos de vida que no favorezcan el sobrepeso y la obesidad. En ese sentido, se ha creado un programa piloto en escuelas de educación básica para promover la actividad física aeróbica (por lo menos 30 minutos diarios), así como dietas saludables y equilibradas.

También, se habla de programas para que los médicos estén técnicamente mejor capacitados en la identificación y diagnóstico temprano de factores de riesgo y enfermedades asociadas con la comida, pues estudios recientes indican que contar con una medida de cintura igual o superior a 90 centímetros amplía las posibilidades de desarrollar, tanto en hombres como en mujeres, diabetes tipo 2 e hipertensión arterial.

29/9/14

¿Cómo afecta el sobrepeso la salud respiratoria?


¿Cómo afecta el sobrepeso la salud respiratoria?

invdes.com.mx

La obesidad se asocia con diversas enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes mellitus, las dislipidemias, la hipertensión, así como el cáncer de mama, endometrio y colon, los cuales incrementan el riesgo de fallecimiento a temprana edad. No menos importantes son las alteraciones respiratorias vinculadas con el exceso de peso, pues disminuyen la calidad de vida.

“De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del 2012, la incidencia de la obesidad en personas mayores de 20 años es de 38.8 por ciento, lo que representa un grave problema debido a que el exceso de grasa afecta el funcionamiento de varios órganos, entre los que se encuentran las vías respiratorias”, refiere la doctora Martha Patricia Sierra Vargas, investigadora del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Agrega que, derivado del exceso de grasa, existe una disminución en la distensión de la pared torácica y del diafragma; también se altera el intercambio de gases propio de la respiración, se incrementan las concentraciones de bióxido de carbono en el organismo, se presenta una oxigenación deficiente que deteriora el sistema inmunológico, aumenta el estado inflamatorio y favorece la aparición de enfermedades respiratorias

“Entre esos padecimientos se encuentran la apnea obstructiva del sueño, que ocasiona ronquidos, pausas en la respiración durante el sueño y somnolencia diurna. En segundo lugar, se ubican las infecciones en vías respiratorias; además, se considera a la obesidad un factor de riesgo para el asma. Existen estudios que han mostrado una asociación entre esta última y la obesidad, donde el riesgo de padecerla es de 1.4 a 2.2 veces en un sujeto obeso comparado con el que no lo es, prevalencia que aumenta en proporción al índice de masa corporal (IMC).


El proyecto científico


Por dichas razones, un grupo de científicos mexicanos adscritos al INER, del cual forma parte la doctora Sierra Vargas, trabaja en un proyecto de ciencia ciudadana llamado “Sobrepeso y mi salud respiratoria”, que forma parte del portal “Ciencia que se respira” (www.cienciaqueserespira.org). Pone al alcance de la población un conjunto de herramientas online que le permiten conocer el riesgo que tienen de desarrollar problemas respiratorios como consecuencia de la obesidad, trastornos asociados como la diabetes y el tabaquismo.

Además de incluir un video que explica claramente la problemática, se incluyen dos cuestionarios. Uno de ellos cuenta con una casilla donde el ciudadano debe marcar si es diabético, lo que ayuda a los investigadores a saber si cuando está expuesto a altos niveles de contaminantes presenta síntomas que pudieran ser el inicio de una enfermedad respiratoria.

Con el segundo cuestionario se identifica a la población con sobrepeso que presenta síntomas de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC); el objetivo es implementar mejores estrategias preventivas de salud o mejorar los tratamientos existentes.

“La participación en el portal ‘Ciencia que se respira’ es totalmente gratuita, al igual que en el protocolo que está promoviendo el INER. Consiste en hacer determinaciones de lípidos y glucosa, así como estudios de la función pulmonar y de los riñones en aquellos sujetos que cumplan con los criterios de inclusión. La participación ciudadana nos ayudará a evaluar los métodos terapéuticos y los mecanismos de daño que no estén bien esclarecidos”, informa la doctora Sierra Vargas.

Debido al incremento progresivo en la obesidad, así como al impacto negativo que representa sobre la salud, es necesaria una mayor comprensión de sus efectos en las enfermedades respiratorias y la provisión de recursos adecuados para la atención integral a estos pacientes.

22/8/14

Cómo achicar sus caderas 22-08-2014


Cómo achicar sus caderas

Los músculos exteriores de los muslos (los aductores de la cadera) generalmente están poco trabajados y son bastante débiles.

Ejercitarlos mediante la rutina adecuada, permite conseguir agilidad, mejor equilibrio, máximo desempeño... y muslos y caderas tonificadas.

En este ejercicio, se tratará de hacer trabajar los músculos mencionados mediante el levantamiento de bolsas con peso colocadas en los tobillos (tobilleras).

Lo esencial

· Repeticiones: de 8 a 12 levantamientos son considerados una "serie". Haga una a tres series con ambas piernas

· Sesiones por semana: dos a tres; permítase al menos un día de descanso entre entrenamientos.· Velocidad: 3 segundos para levantar, 1 segundo de pausa, 3 segundos para bajar.

· Peso: Si usted no puede hacer ocho repeticiones, el peso es demasiado. Cuando usted puede hacer 12 repeticiones fácilmente, el peso es insuficiente.

· Recuerde respirar correctamente.

Lo que no hay que hacer

· Inclinar su cuerpo hacia el lado opuesto a la pierna que está levantando.

· Levantar su pierna demasiado alto (más de 30 cm.)

· Apuntar los dedos de los pies hacia los lados o hacia adentro.

· Apoyarse en la parte de atrás de la silla con demasiada fuerza.

La posición

· Párese con la cabeza erguida.

· Mantenga los hombros relajados.

· Meta la panza.

· Apóyese en la parte de atrás de una silla.

· Coloque los pies separados (7 a 10 cm.), con los dedos de los pies apuntando hacia delante.

· Asegure bien las tobilleras, sin que estén demasiado apretadas.

El ejercicio

1. Levante lentamente su pierna derecha lateralmente.

2. Mantenga siempre los dedos del pie apuntando hacia adelante, y levante el pie hasta aproximadamente 20 a 25 cm. del suelo.

3. Sostenga, y entonces baje.

4. Repita con la otra pierna..

5/8/14

9 errores comunes de quien quiere adelgazar

 
9 errores comunes de quien quiere adelgazar

¿Toda la vida luchando contra los kilos de más? ¿Será que hay algo que haces mal? Algunos pequeños cambios pueden ayudarte.

terra.cl

Las renombradas nutricionistas Stephanie Clarke, Willow Jarosh y Mitzi Dulan, colaboradoras habituales en varios medios estadounidenses,  reunieron para la web FitSugar los que consideran los principales 9 errores que la gente comete para bajar de peso. Mira lo que debes evitar.

1. Falta de planificación: cuando ataca el hambre y uno no está preparado, generalmente hace malas elecciones. Stephanie recomienda planificar al máximo qué vamos a comer. Lo ideal es organizar con anticipación no solo las comidas de la semana, sino los aperitivos y snacks.

2. No contar que estás a dieta: amigos y familiares, cuando no están informados acerca de su decisión de bajar de peso, pueden terminar saboteando tu dieta.

Así que cuéntalo. No solo pueden apoyarte y darte consejos, sino que además, en lugar de recibir una invitación a tomar un helado después del trabajo, puede que te sorprendan invitándote al gimnasio, a jugar al fútbol o cualquier otra actividad física después del trabajo, por ejemplo.

3. Proteínas, o pocas o demasiadas: aunque las dietas que priorizan las proteínas a costa de otros alimentos como carbohidratos, están en aumento, a la larga terminan dando lugar a la falta de nutrientes esenciales presentes frutas, verduras, granos, semillas y granos enteros.

Por otro lado, cuando no comes suficiente proteína puedes terminar ganando kilos de más. Lo importante, según Mitzi, es incluir una porción de la proteína en cada comida, lo suficiente para estar satisfecho.

4. Comer mucho aprovechando que has hecho ejercicio: si crees que correr te da el derecho de darte un atracón de pizza después, no sólo estarás promoviendo una relación enfermiza con la comida, sino también acabarás ganando peso, advierte Stephanie.

Esto es así porque correr 30 minutos quema unas 250 calorías, mientras que un postre típico, por ejemplo, tiene 300. El ejercicio debe ser un complemento a una dieta sana y no una herramienta para librarse de los excesos y hábitos alimenticios equivocados.

5. Saltarse comidas para poder beber: aparte de hacer que te emborraches, este hábito puede hacer que dejes de consumir nutrientes esenciales y provoca un desequilibrio en los niveles de azúcar en la sangre. Si vas a beber, lo recomendable es comer lo necesario para estar saciado –no más-, reducir la cantidad de alcohol que bebes y acompañarlo de bastante agua, con lo que te evitarás una buena resaca.

6. Sacrificarse demasiado:
pensar que vas a tener que dejar de comer lo que más te gusta durante el resto de tus días puede ser una  tortura psicológica. Aunque se  trate de patatas fritas, vino, helado u otras cosas supuestamente prohibidas en las dietas, es recomendable que no las elimines por completo.

Puedes comerlos, pero siempre en pequeñas cantidades, de lo contrario hay bastantes chaces que un día no aguantes y te des un atracón. O abandones los buenos hábitos que habías adquirido. Concretamente, Stephanie y Willow recomiendan a  sus clientes que se permitan excesos de unas 150 a 200 calorías extras por día.

7. El día de la exageración: Te portaste bien toda la semana, así que mereces una recompensa, ¿no? No siempre. Un día de excesos puede hacerte arruinar todo el esfuerzo realizado, si te pasas un día entero comiendo alimentos muy calóricos. En lugar de hacer eso, es mejor darse pequeños caprichos cada día.

8. No contar calorías: monitorar la ingesta diaria de calorías es uno de los mejores consejos para quien está tratando de perder peso, dice Mitzi. Mantener un diario es una de las maneras más precisas de hacer esto. Puedes escribir en un cuaderno o utilizar sitios Web y aplicaciones, a fin de no perder el control de lo que estáscomiendo.

9. Abuso de los alimentos light: productos “libres de grasa” pueden hasta tener menos calorías, pero también contienen ingredientes insalubres, como sal y azúcar, que le dan sabor a la comida. Además, un estudio reciente demostró que no estamos satisfechos con este tipo de comida, porque terminan haciendo que comamos más. Las tres nutricionistas están de acuerdo en que hay que elegir “comida de verdad” en lugar de los light es una manera más saludable de llenar el estómago.

18/6/14

La obesidad en la juventud se asocia a un mayor riesgo de muerte prematura 18-06-2014 *


La obesidad en la juventud se asocia a un mayor riesgo de muerte prematura

Las mujeres que presentan un índice de masa corporal superior a los 18 años de edad presentan un mayor riesgo de mortalidad prematura, según una investigación.



Ser obesa a los 18 años de edad está asociado con tener un mayor riesgo de muerte prematura en las mujeres jóvenes y de mediana edad. Esta es la principal conclusión de una investigación desarrollada en la Escuela de Salud de Harvard, en Boston (EE.UU.).

La investigación, que publica la revista Annals of Internal Medicine, tuvo en cuenta los datos de un estudio nacional sobre salud efectuado sobre una muestra de 102.400 enfermeras. En el momento de comienzo del estudio, en 1989, las mujeres tenían entre 24 y 44 años, e informaron sobre su estatura y peso, y su peso a los 18 años. Además, respondieron a cuestiones sobre sus antecedentes clínicos, el consumo de alcohol, tabaco y el nivel de actividad física.

El seguimiento de estas mujeres se realizó hasta 2001 o hasta la fecha de la muerte. En los resultados se encontró que las mujeres con el índice de masa corporal (IMC) superior a los 18 años consumían más alcohol, fumaban más y eran menos propensas a participar en actividades físicas enérgicas durante su adolescencia.

A lo largo del estudio (durante el cual murieron 710 participantes), los investigadores comprobaron que las mujeres con el índice de masa corporal más elevado a los 18 años sufrieron un mayor riesgo de muerte prematura, incluso en aquellas con un sobrepeso moderado. Cáncer y enfermedades cardiovasculares fueron las patologías presentes como causa de muerte.

Sin embargo, las mujeres que tenían un IMC bajo a los 18 años no tuvieron un mayor riesgo de mortalidad, lo que subraya la importancia de prevenir el exceso de peso en niños y adolescentes, según los autores del estudio.

17/5/14

Según un estudio, los hogares con problemas de obesidad gastan más dinero en alimentos envasados 17-05-2014


Según un estudio, los hogares con problemas de obesidad gastan más dinero en alimentos envasados

La cesta de la compra de estos hogares es un 6% superior y se compone principalmente por productos relacionados con el control del peso, como los edulcorantes, los refrescos 'light' y los yogures desnatados.


Según el estudio “Marketing para un Target de Peso” realizado por TNS Worldpanel, se ha demostrado que en los hogares en donde el ama de casa o el responsable del aprovisionamiento tiene problemas de obesidad, se gasta más dinero en alimentos envasados, una media de 1.830 euros anuales frente a los 1.794 euros de un hogar promedio.

En el mismo estudio se ha observado que estas familias también realizan menos visitas a los establecimientos para abastecer sus hogares (72 visitas anuales frente a la media de 76), aunque su ticket de compra es un 6% superior comparado con el ticket de los hogares promedio. Con relación a los productos que consumen, suelen decidirse por productos locales o segundas marcas internacionales, y eligen en menor medida las marcas líderes o del distribuidor.

La cesta de la compra de estos hogares se compone de productos de todo tipo, pero se destacan aquéllos directamente relacionados con el control del peso, como los edulcorantes, los refrescos 'light' y los yogures desnatados. Por otro lado, la proximidad del centro comercial y el precio hacen que se decanten en mayor medida por los supermercados 'discount', los mercados y las plazas.

Para Montse Roma, responsable de marketing de TNS Worldpanel, "la obesidad no es sólo una cuestión de gobiernos e instituciones, los fabricantes de alimentación y bebidas juegan también un papel muy importante en su prevención". Roma apuntó que "los fabricantes han adecuado su estrategia, su comunicación y su portafolio de productos a la nueva realidad", aunque reconoció que "ahora es el turno del consumidor". Según la experta en marketing, "el problema no radica en qué se come", sino "en los hábitos de consumo", aclaró. Finalmente, Montse Roma recalcó que "la obesidad afecta a todos, adultos y niños".