29/11/17

¿Qué es el glutamato monosódico y por qué aumenta la voracidad? [29-11-17]


¿Qué es el glutamato monosódico y por qué aumenta la voracidad?

El glutamato monosódico, también llamado E-621, es un producto natural que normalmente se ingiere en pequeñas cantidades en las proteínas de la dieta o como aditivo. Dado que es completamente inocuo, su uso como potenciador del sabor en alimentos envasados como las patatas fritas, las salchichas y todo tipo de aperitivos es cada vez más frecuente. Tanto es así que se estima que de 200.000 toneladas de glutamato que se produjeron en el mundo en 1970 se pasó a 1.500.000 toneladas en 2005.

Este hecho no dejaría de ser un dato económico puramente anecdótico si no fuera porque un equipo de científicos españoles dirigido por el profesor Jesús Fernández-Tresguerres descubrió hace unos años que este aditivo modifica el patrón de conducta del apetito y la saciedad, produciendo un aumento de la voracidad de hasta un 40 por ciento. Fernández-Tresguerres ha llegado aún más lejos al demostrar que un medicamento llamado memantina, indicado para el alzhéimer, puede inhibir la acción del glutamato. En experimentos con 14 pacientes obesos en Alemania observó que la administración del fármaco en gotas o pastillas hacía que los sujetos perdieran el 10 por ciento de su peso en dos meses sin modificar la dieta. Además, los pacientes manifestaban una desaparición de la sensación de “hambre ansiosa”. Si bien los resultados son todavía preliminares, podríamos estar ante un nuevo e interesante frente para combatir la voracidad.
 

21/11/17

Los mejores alimentos que puedes comer para adelgazar y alargar tu vida [21-11-17]


Los mejores alimentos que puedes comer para adelgazar y alargar tu vida

Existe la creencia de que es imposible adelgazar sin sufrir porque no te encuentras saciado. No es cierto, si consumes alimentos como los que te proponemos

Si quieres adelgazar hay algo que debes de tener claro: independientemente de la dieta que escojas tendrás que ingerir menos calorías de las que ingerías antes y, si la elección de alimentos no es la adecuada, pasarás hambre. Existe la creencia de que es imposible adelgazar sin sufrir porque no te encuentras saciado, pero lo cierto es que las dietas que funcionan son las que consiguen todo lo contrario: que ingieras menos calorías en total, pero sin pasar hambre.

Los frutos secos son uno de los alimentos que más calorías aportan, pero también uno de los alimentos más útiles en las dietas de adelgazamiento: basta con consumir un puñado para aplacar el hambre. Se trata de calorías muy bien invertidas, pues al ser ricos en fibras y grasas saludables dan una profunda sensación de saciedad en muy pequeñas dosis.

Para disfrutar de las bondades de los frutos secos es importantísimo conocer las cantidades que debemos consumir

Pero esta no es la única ventaja de los frutos secos. Un estudio reciente publicado en el New England Journal of Medicine demostró que si añadimos a nuestra dieta una cantidad moderada de avellanas, almendras, nueces, cacahuetes o pistachos lograremos reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en un 29% y en un 11% el riesgo de contraer un cáncer. Por no hablar de sus conocidas propiedades para reducir el colesterol “malo” (LDL) y elevar el “bueno” (HDL).

Ahora bien, para disfrutar de las bondades de los frutos secos es importantísimo conocer las cantidades que debemos consumir. Un puñado es saludable, cuatro ya no lo son tanto. La doctora Alessandra Bordoni, profesora de Ciencia de los Aliementos en la Universidad de Bolonia, es especialista en frutos secos y ha explicado en La Reppublica en qué puede ayudarnos cada uno y cuánto debemos comer para que su ingesta no sea contraproducente.

1. Anacardos

El anacardo es un fruto seco originario de Venezuela y Brasil pero que es cada vez más consumido en Europa. Es uno de los frutos más selectos (y, al menos en España, también uno de los más caros), y no es de extrañar dadas sus propiedades. Los anacardos, asegura Bordoni, “contienen una gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados, ácido fólico, vitaminas B1 y B2, y minerales como el zinc, el cobre y el selenio, que ayudan a proteger las células del daño oxidativo”.

¿Cuántos debemos comer?

Los anacardos tienen 574 calorías por cada 100 gramos. 30 gramos equivalen a unos 20 anacardos.

2. Nueces

Las nueces son los frutos del nogal, un árbol oriundo de Oriente Medio pero que fue introducido en Europa en época romana. Se trata, por tanto, de uno de los frutos con los que estamos más familiarizados. Y no deberíamos abandonarlos nunca.

Según la profesora Bordoni, las nueces son útiles para prevenir el riesgo cardiovascular, dado que contienen una elevada cantidad de ácidos grasos omega-3 y omega-6. “Muchos estudios han demostrado que estos ácidos grasos, tomados en cantidades apropiadas, tienen un efecto preventivo sobre el riesgo cardiovascular”, asegura la doctora. Además son una importante fuente de hierro, un importante aliado de los procesos cognitivos y en la formación de glóbulos rojos.

¿Cuántos debemos comer?

Las nueces tienen 654 calorías por cada 100 gramos. 30 gramos equivalen a unas 5 nueces. Según un estudio citado por Bordoni, para sacar partido a las propiedades protectoras del sistema cardiovascular de las nueces debemos ingerir 30 gramos al día. 

3. Avellanas

La avellana es el fruto del avellano común y, aunque se encontraba en Europa en tiempos de los romanos, no llegó a España hasta el siglo XIX. Es necesario recordar que aunque la avellana es el ingrediente principal de muchas cremas de cacao, sus propiedades no son las mismas que consumida al natural, por no hablar de la enorme cantidad de azúcar añadida que llevan estos productos.

Al igual que las nueces, las avellanas contienen grandes cantidades de ácidos grasos omega-3 y omega-6, pero además contiene una cantidad elevada de vitamina E, que ayuda a proteger las células del estrés oxidativo.

¿Cuántos debemos comer?

Las avellanas tienen 628 calorías por cada 100 gramos. 30 gramos equivalen a unas 26 avellanas. Si tomamos una ración de este tamaño estaremos ingiriendo el 90% de la cantidad recomendada diaria de ácido fólico que, como recuerda Bordoni, es especialmente importante para la salud de las mujeres embarazadas.

4. Almendras

La almendra es uno de los frutos secos tradicionalmente más consumidos en España que es, de hecho, el segundo productor mundial tras Estados Unidos. Como explica Bordoni, “las almendras son una fuente de vitamina B2, que contribuye al mantenimiento de la piel y a la reducción del cansancio y la fatiga”. También contienen elevadas cantidades de magnesio, fibra y vitamina E. Además es un fruto seco muy recomendable para las personas con hipertensión, pues su contenido en sodio es muy bajo (siempre, claro está, en su versión al natural).

¿Cuántos debemos comer?

Las almendras tienen 575 calorías por cada 100 gramos. 30 gramos equivalen a unas 23 avellanas.

5. Pistachos

El producto nacional de Irán es uno de los frutos secos más sabrosos, pero no por ello es menos saludable: tiene importantes cantidades de cobre, un mineral que protege la pigmentación del pelo y defender a las células del estrés oxidativo; magnesio, que ayuda a reducir el cansancio; y arginina, una excelente fuente de proteína vegetal.

¿Cuántos debemos comer?

Los pistachos tienen 567 calorías por cada 100 gramos. 30 gramos equivalen a unos 25 pistachos.

6. Ciruelas

Las ciruelas pasas (y también las uvas) tienen, como la mayoría de frutos secos, propiedades antioxidantes. Pero su principal ventaja, como señala Bordoni, es su alto contenido en fibra, que les convierte en un gran aliado del sistema digestivo. Además, son una buenísima fuente de vitmina B1. Tienen además bastante menos calorías, pues aunque se suelen incluir en la categoría de frutos secos, son en realidad una fruta deshidratada.

¿Cuántos debemos comer?

Las ciruelas pasas tienen 204 calorías por cada 100 gramos. Podemos ingerir algo más, unos 40 gramos, que equivalen a unas seis ciruelas.
 

20/11/17

Elimina los kilos de más junto a tu mascota [20-11-17]


Elimina los kilos de más junto a tu mascota

Los dueños de perros son más activos, aumentan su promedio de caminata semanal en unos 40 minutos.

Si el regreso de las vacaciones trajo estragos tanto a tu peso como al de tu mascota, la mejor forma de recuperar tu silueta es hacer deporte junto a tu mejor amigo, así ambos tendrán una vida sana.

Tener un compañero es un factor que motiva y predispone más a la hora de hacer ejercicio. Si en este caso el compañero es un perro, no hay ningún tipo de diferencia. Está comprobado que las personas que tienen un perro son más activas físicamente, indiferentemente del sexo, la edad o las condiciones físicas.

Según la Médico Veterinario de mascotasonline.cl, María José Velez, el  tener una mascota beneficia nuestro estado físico y mental y ello se relaciona también con el ejercicio “estudios demuestran  que los dueños de perros son más activos porque realizan pequeños paseos diarios, largas caminatas periódicamente e incluso algunos salen correr con sus perros. Las personas que tienen  la rutina de salir a pasear con sus perros aumentan su promedio de caminata semanal en unos 40 minutos, pueden llegar a bajar entre  2 a 3 kilos siempre que se acompañe a una  dieta balanceada” indica Vélez.

Descubre la rutina de salir a correr con tu perro

Al igual que en las personas, antes de comenzar a hacer deporte con nuestro perro, éste debe pasar por un completo chequeo Médico Veterinario que certifique que están en buen estado físico para someterse a entrenamiento.

La  naturaleza doméstica del perro  hace que pueda ser entrenado bajo determinadas rutinas, “así como les enseñamos a hacer sus necesidades en un lugar determinado, también lo podemos acostumbrar a salir todas las mañanas y terminar adoptando esa rutina” destaca María José Velez

Razas apropiadas para el deporte

La experta de mascotasonline.cl señala que a la hora de hacer ejercicio hay que procurar establecer una rutina de horarios y lugares, tanto la mascota como el amo se sentirán mucho más cómodos

Por lo general, las razas idóneas para el deporte,  son perros  grandes de naturaleza inquieta, juguetona y obediente, como por ejemplo:

Labrador: Está en su naturaleza ser cariñoso, sobre todo con los pequeños. Son muy juguetones,  protectores y tienen gran energía que puede ser catalizada a través del deporte.

Labrador: Está en su naturaleza ser cariñoso, sobre todo con los pequeños. Son muy juguetones,  protectores y tienen gran energía que puede ser catalizada a través del deporte.

Golden Retriever: Son canes ideales para los pequeños. Alegres, divertidos y muy obedientes a las instrucciones del amo, pueden correr junto a su dueño  y obedecer instrucciones de paseo.

Pastor Alemán: Es muy equilibrado, seguro de si mismo, atento y fácil de entrenar. Posee valor y gran resistencia para correr grandes tramos junto a su amo.

Si quieres elegir un compañero ideal para hacer deporte  puedes ingresar a mascotasonline.cl y encontrarás la  descripción de cada raza, comportamiento , estructura física y foto. 

19/11/17

El té negro también puede ayudar a perder peso

El té negro también puede ayudar a perder peso


El té negro también puede ayudar a perder peso

El estudio, llevado a cabo por la UCLA, demuestra que no solo el té verde tiene importantes beneficios para nuestra salud.

muyinteresante.es

Un nuevo estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), en Estados Unidos, ha demostrado, por primera vez, que el té negro puede ayudarnos a perder peso y que, además, reporta otros beneficios para nuestra salud al propiciar un cambio en las bacterias que habitan nuestro intestino. Los resultados se han publicado en la revista European Journal of Nutrition.

La investigación, que se llevó a cabo con ratones, llegó a la conclusión de que tanto el té negro como el verde alteran la proporción de bacterias intestinales en los animales. De esta manera, mientras que el porcentaje de las bacterias que se asocian con la obesidad disminuyó en ellos, se incrementó el de las vinculadas a una menor masa corporal.

En estudios realizados con anterioridad ya habían descubierto que los polifenoles –antioxidantes con muchas propiedades y beneficios para la salud del ser humano– propios del té verde eran absorbidos y alteraban el metabolismo energético del hígado. Ahora, en este nuevo estudio norteamericano, han detectado que los polifenoles del té negro, que son demasiado grandes para ser absorbidos por el intestino delgado, cumplen la misión de estimular el crecimiento de las bacterias intestinales y la formación de ácidos grados de cadena corta.

“Ya se sabía que los polifenoles del té verde son más eficaces y ofrecen más beneficios para nuestra salud que los polifenoles del té negro”, explicó Susanne Henning, una de las autoras principales del estudio y profesora adjunta en el Centro de Nutrición Humana de la UCLA. Sin embargo, “los nuevos hallazgos que hemos realizado sugieren que el té negro, mediante un mecanismo específico, a través del microbioma intestinal, también puede contribuir a la buena salud y a la pérdida de peso en los seres humanos”, continúa.

“Los resultados sugieren que los tés verde y negro son prebióticos, sustancias que inducen el crecimiento de microorganismos que contribuyen al bienestar de una persona”, destaca Susanne Henning.


Como una dieta baja en grasa

Para llevar a cabo este estudio, repartieron a los ratones en cuatro grupos diferentes con el objetivo de suministrarles distintas dietas; y dos de ellas fueron suplementadas con extractos de té verde o té negro.

Transcurridas cuatro semanas, el peso de los ratones que habían recibido extracto de té (ya fuera verde o negro) se redujo a los mismos niveles que aquel grupo de roedores que habían recibido una dieta baja en grasa durante todo el estudio. Y, cuando los investigadores recogieron muestras de los intestinos gruesos de los ratones con el objetivo de medir su microbiota intestinal –conjunto de microorganismos que conviven en simbiosis con el nuestro– y del tejido hepático, para medir los depósitos de grasa, vieron que en los ratones que habían consumido té había menos bacterias de las asociadas con la obesidad y más de las relacionadas con una masa corporal magra.

Sin embargo, solo los ratones que consumieron extracto de té negro experimentaron el incremento de un tipo de bacteria llamada Pseudobutrivibrio, que podría ayudar a explicar la diferencia entre cómo cambian el metabolismo energético el té negro y el verde.

31/10/17

Errores más frecuentes de los padres de niños obesos [31-10-17]


Errores más frecuentes de los padres de niños obesos

Los padres son los principales responsables de la salud de sus hijos. Cuidar su alimentación y evitar conductas que puedan derivar en malnutrición es su deber. Aquí algunas recomendaciones de una especialista.


La preocupante alza del índice de obesidad infantil durante la última década no es un tema nuevo. Según el mapa nutricional de Junaeb, esta malnutrición por exceso ha alcanzado un registro que supera el 20%.

Ante esto, la experta en nutrición pediátrica de la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología, Yasna Muñoz, señala que “una de las causas de este problema son los errores que comenten los padres, muchos incorporan desde muy pequeños el consumo de alimentos dulces o salados a sus niños menores de un año, activando las papilas gustativas y generando que el pequeño se acostumbre a estos sabores adictivos.

Las colaciones son lo que más complican a los padres, quienes muchas veces  optan por dar dinero a sus hijos, dejando que ellos adquirieran alimentos elaborados con altos contenidos de azúcar, sodio, grasas saturadas y trans, lo que fomenta el aumento de peso y grasa corporal.

La compra de sopaipillas, empanadas, papas fritas, etc. a la salida de los colegios, también es una práctica de los progenitores, es bueno recordar la mala manipulación e higiene de éstos,  sin ignorar que dichos alimentos son altamente energéticos y que aportan una mayor densidad energética, sodio y grasas saturadas.

Otro punto a destacar, son las horas frente al televisor o al computador que están los niños, el sedentarismo que esto genera es igual o más perjudicial que el consumo de comida chatarra en los menores que están en etapa de crecimiento, es por esto que se recomienda que esto no sobrepase una hora al día.

Recomendaciones para evitar la obesidad infantil:

-Fomentar el consumo de frutas y verduras en los escolares.

-Fomentar el consumo de frutos secos como maní, pasas, almendras, nueces, entre otros, debido a que son ricos en aminoácido esenciales y omega 3, que ayuda a la concentración y memoria de los escolares.

-Fomentar el consumo de agua.

-Fomentar el consumo de lácteos y variedad, semidescremados o descremados.

-Leer siempre las etiquetas nutricionales de los alimentos a consumir por los niños, fijarse siempre en la porción de consumo habitual, cantidad de grasas saturadas, azucares y sodio.

-Fomentar la actividad física y el deporte al aire libre como caminatas, andar en patines, bicicleta, entre otras.

- Tips y consejos de nutricion [31-10-17]

- Tips y consejos de nutricion [31-10-17]: Tips Nutricion  Date un gusto una vez a la semana, no es bueno desear algo y no comerlo Bien contigo mismo: Sentirte bien contigo mism...

21/10/17

En la lonchera puede empezar la obesidad [21-10-17]


En la lonchera puede empezar la obesidad

Un estudio del Observatorio del Régimen Alimentario determina que el 78% de niños no incluye frutas en su alimento de recreo.

Sin control en el consumo de alimentos y con cuentas abiertas en bares, los establecimientos educativos tienden a convertirse en una fuente de mal nutrición para los niños.

Un estudio del Observatorio del Régimen Alimentario y de la Actividad Física de Niños y Adolescentes Ecuatorianos identificó nueve productos de mayor consumo entre chicos de 6 a 17 años en los planteles de Guayaquil, Quito y Cuenca.

Las preferencias nacionales, en ese orden: papas fritas, plátano frito o chifles, cueritos, galletas, sándwiches (jamón y queso), arroz, salchipapas, hamburguesas y hot dogs. A esto se suman las bebidas: gaseosas, jugos artificiales, agua, los llamados bolos, coladas y limonadas; y las golosinas: chocolates y caramelos.

Un coctel con una influencia directa en el peso y en el estado de salud de los niños. “Son alimentos fritos, ricos en grasa”, refiere el doctor Rodrigo Yépez, director del Observatorio, que trabaja desde el 2004 en determinar la magnitud y características del sobrepeso y obesidad de niños y adolescentes en el Ecuador.

El Observatorio es una iniciativa de la Secian (Sociedad Ecuatoriana de Ciencias de la Alimentación y Nutrición) y cuenta con el apoyo técnico y financiero de las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud.

En el país las cifras son preocupantes. Uno de cada cuatro niños en edad escolar presenta sobrepeso y obesidad, sin diferencias entre planteles públicos y privados, establece este estudio que evaluó a 2.150 menores.

Eso, dice Yépez, revela una realidad que hasta hace poco pasaba inadvertida: “Existe obesidad en la pobreza” porque el problema pasa por la calidad de los alimentos, no por la cantidad.

Su colega Martha Montalván, coordinadora del Observatorio núcleo Guayaquil, coincide con él. “No está relacionado con la clase social sino con el tipo de alimentación, que en el 41% de los casos viene de la casa”, dice.

En la investigación, el Observatorio de Guayaquil, uno de los tres a nivel nacional (hay otros en Quito y Cuenca), estudió a 470 jóvenes de nueve colegios (ocho fiscales y un particular) de la ciudad. La situación fue similar: el 24,9% de los estudiantes presentó exceso de peso. Y de estos, el 18,4% problemas de sobrepeso y el 6,5% obesidad.

Todo, agrega la especialista, está relacionado con los alimentos que consumen los escolares, que en Guayaquil prefieren galletas, snacks y papas fritas a la hora del recreo y descartan las frutas (el 78% no las come) y la leche (solo el 16% la toma).

El resultado a futuro, indica la especialista, adolescentes y adultos con diabetes tipo 2, hipertensión, arteriosclerosis, síndrome metabólico y osteoporosis.

La doctora Denny Narváez, del Ministerio de Salud, señala que la dureza del hueso se fija hasta los 20 años. Ella recomienda incluir más frutas (naranja, mandarina, banano, manzana, pera) y lácteos en la lonchera y en los bares de las escuelas. Y da opciones: jugos naturales, batidos, yogur, leche de sabores, sándwiches de atún, pollo o queso con lechuga y tomate; cereales, huevo cocinado o revoltillo.

El Observatorio busca que las opciones sean consideradas para que el Ministerio emita una regulación a los bares.
 

18/10/17

La dieta del Imperio romano: hallan el secreto de la fuerza de los gladiadores [18-10-17]


La dieta del Imperio romano: hallan el secreto de la fuerza de los gladiadores

La dieta de los gladiadores romanos estaba basada en cereales e incluía muy poca carne, según determinó un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Médica de Viena (Austria) y de la Universidad de Berna, en Suiza.

El examen realizado de los huesos encontrados en las tumbas de 22 gladiadores de hace 1.800 años en la ciudad romana de Éfeso, que actualmente pertenece a Turquía, demostró que los antiguos luchadores seguían una dieta casi vegetariana, informa BBC.

Los gladiadores tomaban una bebida hecha con cenizas de plantas para recuperarse tras una lucha o una sesión de entrenamiento, según revelan las conclusiones alcanzadas después de analizar los niveles de estroncio en el tejido óseo de los antiguos romanos.

"Consumían cenizas de plantas para fortificar el cuerpo tras el ejercicio físico y para mejorar la reparación de los huesos dañados", explicó un profesor del departamento de medicina forense de la Universidad de Viena, Fabian Kanz.

El estudio señala que los luchadores profesionales principalmente comían trigo, cebada y grano. Hay muy pocos indicios del consumo de carne y lácteos en su dieta. Sin embargo, los huesos de dos gladiadores mostraron una ingesta elevada de proteína animal y un bajo consumo de cereales.

Esta diferencia podría significar que esos dos gladiadores provenían de otras regiones del Imperio romano y vivían en otras condiciones antes de empezar a participar en estos espectáculos mortales.